Reseña de cómic
Superman: Identidad secreta
de Kurt Busiek y Stuart Immonen

Oscar Ríos
@riospa72


Editorial USA: DC Comics
Editorial española: ECC Ediciones
Guión: Kurt Busiek
Dibujo: Stuart Immonen
208 páginas. Cartoné.
22,50 €

ISBN:  978-84-18569-18-0

Superman es, posiblemente, uno de los más icónicos personajes del mundo del cómic. La aparición del primer número de Action Comics, en un ya lejano junio de 1938, dio comienzo a la que hoy conocemos como la Edad de Oro de los cómics. Su popularidad ha sido tal que términos como la kryptonita, es parte ya de nuestro lenguaje común.

Estas más de 8 décadas de publicación ininterrumpida han dado como consecuencia miles de historias del personaje. Algunas buenas, otras malas y las más regulares. Pero tan sólo algunas (en proporción al número publicado) han sido sobresalientes pues, si bien es cierto que no hay nada más fácil para un guionista con oficio que realizar una buena historia sobre el Hombre de Acero, la propia grandeza del personaje limita, o incluso podríamos decir, atenaza al autor a la hora de construir una historia que impacte al lector.

Por regla general, ese tipo de historias innovadoras e impactantes quedan para la línea Otros Mundos, donde los autores alejados del encorsetamiento de la continuidad DC experimentan con el personaje. Es precisamente dentro de esa línea donde Busiek e Immonen publicaron la que, a juicio de este redactor, es una de las 10 mejores historias de Superman de todos los tiempos, Superman: Identidad Secreta.

La realidad que nos presentan los autores perfectamente podría ser la nuestra. No existe nada raro ni peculiar, las vidas se rigen con las mismas normas que las nuestras y los superhéroes tan solo son personajes de cómics que algunos frikis coleccionan.

Pues bien, es precisamente en este mundo absolutamente normal, donde unos padres deciden bautizar a su hijo con el nombre de Clark Kent. Esta broma marca la vida del niño. A lo largo de su infancia y adolescencia tiene que soportar las bromas y burlas del resto de sus compañeros.

Hagamos ahora un breve paréntesis y pensad en vosotros mismos con 14 o 15 años. En vuestra clase tenéis a un niño tímido y apocado que se llama Clark Kent, ¿Cómo pensáis que hubiera sido su día a día?

Un día, Clark se da cuenta que posee poderes similares a los del Superman de los cómics y ni corto ni perezoso, decide usarlos para ayudar a sus conciudadanos convirtiéndose en una especie de superboy.

Busiek desarrolla la historia a partir de ese punto, pero nos cuenta en realidad el desarrollo personal de Clark y no de Superman. Al ser esta una historia de Clark, un hombre con poderes extraordinarios, pero no un semidios, este madura, cambia y envejece. Dotando a la historia de una serena belleza que sólo puede dar el transcurso de los años.

El guionista logra en Identidad Secreta una historia redonda, magistralmente narrada, enriqueciendo la historia con el peso de la vida, logrando de esta forma que veamos a Clark como un ser tridimensional y no como el cliché de los cómics al que estamos acostumbrados.

Debemos también poner en valor el excepcional trabajo de Stuart Immonen. Sus lápices, maridan a la perfección con el tono de la historia. Se aleja de la visión más convencional que tenemos de los cómics del Hombre de Acero. Embelleciendo el cómic con unas memorables splash pages que impactan al lector, siendo también digna de mención, la acertadísima elección de una paleta de colores algo apagados que transmiten al lector las emociones de los personajes.

Con Superman: Identidad Secreta nos encontramos ante uno de los más memorables cómics de Superman. Recomendable no sólo para los fans del personaje, sino para cualquier aficionado al cómic sea o no seguidor del kryptoniano.

Deja un comentario

Por favor, escribe tu comentario aquí
Por favor, escribe tu nombre aquí

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Comiverso, blog de comics
Finalidad: Gestionar los comentarios
Legitimación: Tu consentimiento 
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal.
Derechos: Entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.