Reseña de cómic
La Guerra de Charley. El Chico Soldado
de Pat Mills y Joe Colquhoun

Ivan García


Editorial original: Battle Picture Weekly (1979-1986)
Edición española: Cartem Cómics
Guion y dibujo: Pat Mills y Joe Coequhoun
Tapa dura:  320 páginas. Blanco y Negro.
ISBN: ‎978-84-126401-3-7
39,95 €

 

laguerradecharley_01

La Primera Guerra Mundial fue la primera que se clasificó como guerra mundial porque los combatientes procedían de todas partes del mundo. Además de europeos, combatieron estadounidenses, australianos y neozelandeses, y un ejército colonial formado por senegaleses, namibios, libios e hindúes.

Al principio de la guerra, los ejércitos alemán y austriaco lograron avances a gran escala, pero con la apertura del Frente Oriental en 1915 las líneas del frente quedaron muy divididas, lo que llevó a una guerra de trincheras. Este estancamiento continuó hasta la adhesión de los Estados Unidos a la lucha y la aparición de los tanques.

laguerradecharley_02

La Revolución Rusa permitió a los alemanes cerrar su frente y ocupar Polonia pero, a pesar de estar muy cerca de París, la contraofensiva aliada en agosto de 1918 llevó a Alemania a pedir la paz, y el 11 de noviembre se firmó un armisticio.

Los cómics de guerra son un género que siempre me ha gustado, pero muchas veces parecen tener una caracterización obsoleta de lo ocurrido en la guerra. Esto no pasa en la obra que reseñamos hoy,  La Guerra de Charley. El chico soldado de Pat Mills e ilustrada por Joe Colquhoun.

laguerradecharley_03

Charley’s War, fue un cómic semanal que se publicó en la revista británica Battle Picture Weekly entre 1979 a 1986. A diferencia de otros cómics de guerra de la época que trataban de aventuras probélicas, La Guerra de Charley adoptó una postura pacifista y mostró los horrores de la guerra de trincheras de la Primera Guerra Mundial.

En esta ocasión es Cartem Comics, con una excelente edición como ya nos tiene acostumbrados, quién nos trae este integral en cartoné con 86 episodios de gran formato en blanco y negro con 320 páginas. Además incluye varios extras como una pequeña biografía de los autores, y una explicación detallada de los diferentes episodios a cargo de Pat Mills.

laguerradecharley_04

El fervor patriótico de Charlie Bourne le llevará a alistarse con entusiasmo en el ejército en 1916 e iniciar su viaje hacia el frente occidental. Así empieza la historia, con este chico de origen humilde en plena guerra, pensando que será una aventura que acabará pronto. Todo lo contrario, ya que se verá involucrado en La batalla del Somme (1916), una de las más largas y sangrientas de la Primera Guerra Mundial, con más de un millón de bajas entre ambos bandos.

laguerradecharley_05

La historia se vuelve emocionante a través de elementos heroicos, pero también es muy crítica con la Primera Guerra Mundial. Y son estos elementos críticos los que hacen que esta serie de cómics destaque de entre todos los demás cómics de guerra de su época.

Si bien la muerte y la destrucción están por todas partes, La Guerra de Charley va más allá al criticar las tácticas de ambos bandos. Muestra no sólo las malas decisiones tomadas sino también las tácticas inhumanas utilizadas, como el gas venenoso.

laguerradecharley_06

La serie también presenta al lector muchos oficiales corruptos —tanto del bando alemán como del británico— que actúan como antagonistas a lo largo de los episodios poniendo a Charley y a otros soldados en peligro de manera intencionada.

Tal y como se publicó originalmente semanalmente, Charley’s War se divide en pequeños capítulos de 4 a 5 páginas. Este formato integral funciona muy bien, ya que tiene un ritmo rápido y la historia no se detiene en un elemento durante demasiado tiempo.

Este ritmo rápido también funciona bien por la acción y el dinamismo de la trama, en algunas ocasiones las tiras terminan con momentos de suspense y, a menudo, no puedes dejar de leer queriendo saber qué va a pasar en el siguiente capítulo.

laguerradecharley_07

Publicado en blanco y negro, el arte con alto contraste de Joe Colquhoun está lleno de detalles y realismo. Se las arregla para mostrar la Primera Guerra Mundial en toda su fuerza destructiva a través de las trincheras embarradas, los cuerpos y la metralla esparcidos por las continuas explosiones o en tierra de nadie.

Sus personajes también gozan de un gran detallismo en sus expresiones faciales y a lo largo de los episodios veremos en sus rostros las secuelas de la guerra, como sus caras envejecen significativamente al cabo de unos meses.

En conclusión, estamos ante una historia muy bien documentada y contada, con episodios de 4 o 5 páginas le dan mucho ritmo, acompañado de un magnífico dibujo en blanco y negro tan detallista y realista que no se echa de menos ningún toque de color.

laguerradecharley_08

Un cómic repleto de acción y aventuras bélicas que no da un descanso al lector, pero al mismo tiempo muy crítico con ambos lados de la guerra. Esto no es una historia del bien contra el mal, es una historia oscura más cercana a la verdadera crueldad de la guerra.

A pesar que ya han pasado muchos años de su publicación, es un clásico bélico que con el poder ilustrativo de Joe Colquhoun se convierte en una instantánea completa del recuerdo y un acto de memoria de esta terrible etapa histórica. Y si, como yo, eres fan de este género, no debes dejarlo pasar.

laguerradecharley_09

Reseña Panorama
Guion
Dibujo
Artículo anteriorNovedades Destacadas 8 a 14 de Enero 2024
Artículo siguienteNovedades Destacadas 15 a 21 de Enero 2024

Deja un comentario

Por favor, escribe tu comentario aquí
Por favor, escribe tu nombre aquí

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Comiverso, blog de comics
Finalidad: Gestionar los comentarios
Legitimación: Tu consentimiento 
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal.
Derechos: Entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.