Reseña de Cómic
Marvel Must Have. El Castigador: Bienvenido, Frank
de Garth Ennis y Steve Dillon

Norman C


Editorial americana: Marvel Comics
Editorial española: Panini Comics
Guión: Garth Ennis
Dibujo: Steve Dillon
Cartoné. Color. 296 páginas.

ISBN: 978-8413347530
15,00 €

 

El Punisher, o El Castigador para los que somos de la generación Forum, es, como dice mi compañero David Haldon «un termómetro que mide el estado de Marvel» sostiene, con razón, que cuando el personaje se aleja de su tono y ambiente urbano y se adentra en tramas místicas o acaba convertido en un trasunto de Frankenstein es señal de que la editorial no pasa por un buen momento. La teoría también funciona al contrario: cuando Frank vuelve a sus esencias es buena señal para La Casa de Las Ideas.

Precisamente el tomo que hoy nos ocupa llegaba tras una de esas travesías por el desierto del personaje. Decididos a poner remedio, en Marvel apostaron muy fuerte al contratar a Garth Ennis y Steve Dillon, la legendaria pareja de Predicador, para devolver la grandeza al personaje dentro del sello Marvel Knights.

Nos encontramos ante una maxiserie de 12 números que narra el retorno de Frank Castle a Nueva York y a lo que mejor sabe hacer, combatir a criminales con métodos expeditivos. Ennis presenta a Frank tratando de pasar desapercibido en un edificio con un curioso elenco de vecinos mientras trata de acabar con la familia mafiosa Gnucci.

Paralelamente, un par de agentes son puestos a investigar el caso de una manera bastante peculiar y por si esto fuera poco surgen una serie de imitadores del Castigador que comienzan a impartir su particular visión de justicia en las calles.

Aunque la serie va a su aire queda claro que entra en continuidad con la aparición de cierto superhéroe que protagoniza una escena con Frank que resultará muy familiar a los suscriptores de Netflix.

Con todos estos elementos, Ennis realiza un cómic tremendamente adictivo, con acción y violencia cafre, mucho humor negro y toda la mala leche que suele acompañar a sus obras. Tanto sus extravagantes personajes como las situaciones que protagonizan logran sacar más de una carcajada a lo largo de la trama, al igual que los ingeniosos métodos del Castigador para despachar enemigos.

Hablando de enemigos, nos regala una auténtica joya de personaje llamado El Ruso, que pondrá en serios aprietos a Castle.

En palabras del propio Ennis lo que pretendía con la serie era «entretenimiento. Puro y simple. No un complejo análisis de las causas del crimen, no un trágico retrato del descenso de un hombre hacia la psicosis asesina, ni un examen en profundidad de los vigilantes a lo largo de la historia. Ni siquiera la receta de la Coca-Cola, ya puestos. Sólo unas carcajadas, emoción y un montón de tiroteos con armas automáticas para compensar el dinero que te has gastado en este cómic» y vaya si lo consigue.

La parcela artística corre a cargo del tristemente desaparecido Steve Dillon, autor al que algunos achacan la falta de variedad en sus rostros, pero que aporta una solidez indudable al cómic.

El éxito de la propuesta fue tal que a la maxiserie siguió una serie regular y posteriormente llegaría Punisher Max, donde ya fuera de continuidad y con la libertad que ello implica, Ennis firmó un trabajo todavía mejor.

En resumen, un tomo que justifica el nombre de Must Have y que es tremendamente disfrutable, tanto si eres seguidor del «bueno» de Frank Castle como si quieres entrar en contacto por primera vez con el personaje.

Ya disponible 

Deja un comentario

Por favor, escribe tu comentario aquí
Por favor, escribe tu nombre aquí

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable: Comiverso, blog de comics
Finalidad: Gestionar los comentarios
Legitimación: Tu consentimiento 
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal.
Derechos: Entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.